El sistema de ficheros de UNIX

El sistema de ficheros de UNIX
COMPÁRTELO:

Esto es así porque gran parte de la interacción del sistemas operativo con el mundo exterior se realiza precisamente a través de él. La importancia de éste es fundamental puesto que permite llevar a cabo la gestión y organización de la máquina.

Con toda probabilidad ya estará familiarizado con su uso puesto que seguro que ha utilizado antes otro sistema operativo como Windows.

En realidad muchas de las características del sistema de archivos UNIX se encuentran presente en la mayoría de los sistemas operativos actuales.

Buena prueba de ello por ejemplo es Windows que está basado en MS DOS que, a su vez, proviene del legendario CP/M.

El archivo, la unidad básica

La base del sistema de archivos está constituida por su unidad elemental, el archivo, que no es otra cosa que la estructura empleada por el sistema operativo para almacenar la información.

Un archivo consiste en una secuencia de bytes que se almacena siguiendo ciertas reglas en alguna parte de un dispositivo físico como un CDROM, una unidad de disco o memoria.

La información contenida en el archivo puede ser lógicamente, de cualquier tipo, desde un documento de texto, a los datos de un programa de cálculo simbólico o los dibujos realizados mediante un programa de diseño gráfico.

El sistema de archivos, por tanto, es la estructura que permite al sistema operativo manejar el conjunto de archivos residentes en el sistema.

Entre otras propiedades un archivo tiene asociado un nombre, formado por una cadena de caracteres alfanuméricos que permite identificarlo y diferenciarlo de otros.

El nombre es una propiedad muy importante que permite identificar de manera unívoca a un archivo.

Todas las órdenes de manipulación de archivos necesitan uno o varios nombres de archivos para realizar la operación. Así, por ejemplo, si quiere duplicar un archivo puede utilizar la orden de copia a la que deberá proporcionar los nombre del archivo fuente y del archivo destino:

$ cp archivo1 archivo2

En este ejemplo, la orden cp recibe como argumentos dos nombres de archivo, archivo1 y archivo2 y, realiza la copia del primero sobre el segundo.

De esta manera y dado que el nombre es una propiedad única y propia de cada archivo es empleado como identificador suyo. Así cuando queremos referirnos a un archivo lo haremos simplemente citando su nombre.

Por ejemplo, podemos decir "el archivo CUENTAS contiene los datos estadísticos de todas las cuentas del sistema" para referirnos a un archivo en particular que se encuentra físicamente en una unidad de disco duro y que contiene ese tipo de información.

El número de caracteres por los que puede estar constituido un nombre de archivo es elevado si bien depende de la configuración y características del sistema UNIX en particular.

PRECAUCIÓN: En UNIX los nombres de archivo pueden tener un máximo de 256 caracteres. En realidad conviene ser precavido en este aspecto sobre todo cuando opere con versiones de UNIX antiguas puesto que algunas consideran que dos archivos son el mismo si coinciden los primeros 14 primeros caracteres.

En general, es conveniente que el nombre del archivo haga referencia a sus contenidos y que además sea suficientemente explicativo. De esta manera, la simple inspección del nombre revela suficiente información como para hacerse una idea de lo que en él se encuentra almacenado.

AHORRE TIEMPO: En último término tampoco suele ser conveniente emplear nombres de archivos demasiado largos ya que más tarde puede convertirse en un engorro referirse a tales archivos.

UNIX permite emplear todo tipo de caracteres para confeccionar los nombres de los archivos. La única excepción es el carácter barra inclinada (/) que tiene un significado especial como veremos a continuación.

PRECAUCIÓN: Debe tener en cuenta que UNIX distingue las mayúsculas de las minúsculas, al contrario que otros sistemas operativos como Windows.

Como regla práctica se aconseja no utilizar tampoco los siguientes caracteres para confeccionar un nombre de un archivo:

¡, #, &, (,), ', ;, |, <, >, TAB, @, $, ^, {, }, *, ?, \, ESPACIO, RETROCESO.

La razón  estriba en que el shell reconoce alguno de estos caracteres dándole un significado propio y llevando a cabo ciertas acciones.

Si está habituado a emplear Windows recordará que los nombres de archivos van siempre seguidos de una extensión  que generalmente da cuenta del tipo de archivo del que se trata.

Por ejemplo, un archivo ejecutable tiene simpre extensión EXE o COM, mientras que un documento Word tiene extensión DOC.

En UNIX la extensión no es una característica del archivo como en el caso de Windows, que hace hace un tratamiento especial de ellos dependiendo de su tipo.

Es decir, el sistema operativo no reconoce una extensión de por sí, pero a pesar de eso los nombres de archivos suelen seguir ciertos criterios simulando una extensión. Esto permite al usuario reconocer los archivos simplemente viendo su nombre.

La siguiente tabla resume algunas de las extensiones empleadas más frecuentemente.

Compártelo:
Siguiente ⇒
Administrar un Sitio Web

Profesor de la Universidad de Guadalajara

Hugo Delgado Desarrollador y Diseñador Web en Puerto Vallarta

Profesional en Desarrollo y Posicionamiento Web desde hace más de 10 años continuos.
Contamos con más de 200 constancias y reconocimientos en la trayectoria Académica y Profesional, incluidos diplomados certificados por Google.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

0 Comentarios

 

Deja un Comentario

Recomendado para ti:

Historia, origen y evolución de HTMLHistoria, origen y evolución de HTML

El origen de HTML se remonta a 1980, cuando el físico Tim Berners-Lee, trabajador del CERN (Organización Eur...

Síguenos en Facebook