SEO y SEM ¿Qué es, cuáles son sus diferencias y cuál usar?

Las estrategias de SEO y SEM ayudan a los especialistas en marketing a poner el contenido frente a la audiencia adecuada. Conoce qué son y cuáles son sus diferencias

SEO y SEM ¿Qué es, cuáles son sus diferencias y cuál usar?
COMPÁRTELO:

Dado que muchas personas realizan búsquedas en Internet con regularidad, los especialistas en marketing recurren a las estrategias de SEO y SEM para aumentar la visibilidad de su contenido en los buscadores de Internet.

Las técnicas de Optimización de Motores de Búsqueda (SEO) y Marketing de Motores de Búsqueda (SEM) ofrecen a las organizaciones formas de aumentar las ventas, pero utilizan enfoques diferentes.

Con el tiempo, las estrategias de SEO pueden ayudar a las organizaciones a aumentar su clasificación de búsqueda orgánica, mientras que las estrategias de SEM aprovechan los anuncios pagados para aumentar rápidamente el tráfico del sitio.

Para asegurarse de que los equipos de marketing se centren en la estrategia adecuada para sus necesidades comerciales, deben comprender las diferencias clave entre SEO y SEM, como los resultados de búsqueda a los que se dirigen, el tiempo que tardan en generar resultados y sus costos a corto y largo plazo.

¿Qué es SEO?

El SEO es el proceso de mejorar un sitio web para aumentar su visibilidad orgánica (o gratuita) en los principales motores de búsqueda.

Empresas como Google y Bing usan algoritmos para garantizar que sus motores de búsqueda muestren resultados relevantes y de alta calidad para las consultas, por lo que los especialistas en marketing usan estrategias de SEO para garantizar que estos algoritmos clasifiquen favorablemente su contenido.

El objetivo del SEO es clasificarse orgánicamente en la primera página de una página de resultados del motor de búsqueda (SERP) para una palabra clave o frase específica.

¿Qué es SEM?

SEM es el uso de anuncios pagados para aumentar la visibilidad en los motores de búsqueda. Los SERP en Google y otros motores de búsqueda contienen dos tipos de contenido: resultados orgánicos y anuncios pagados.

En Google, los anuncios pagados suelen aparecer en la parte superior, lateral o inferior de una SERP. Las organizaciones pueden pagar para que sus páginas web aparezcan en estas ubicaciones altamente visibles.

3 diferencias clave entre SEO y SEM

Si bien SEO y SEM ayudan a las organizaciones a generar tráfico web, los especialistas en marketing deben conocer sus diferencias clave, como los tipos de resultados de búsqueda a los que se dirigen, la cantidad de tiempo que tardan en ofrecer resultados y sus costos generales.

1. SEO y SEM apuntan a diferentes resultados de búsqueda

SEO y SEM tienen el mismo objetivo general: aumentar la visibilidad de una organización en los motores de búsqueda.

Sin embargo, cada uno se enfoca en diferentes formas de lograr ese objetivo. SEO se enfoca en la creación y mejora de páginas web para mejorar su clasificación en los resultados de búsqueda orgánicos. SEM se enfoca en el uso de anuncios pagados para clasificarse en la parte superior de las SERP.

Para ayudar a que las páginas se clasifiquen orgánicamente, los especialistas en marketing utilizan las mejores prácticas de SEO para crear contenido que los algoritmos de los motores de búsqueda tiendan a favorecer.

Aunque empresas como Google y Bing no divulgan públicamente todos los detalles sobre cómo clasifican las páginas, los algoritmos evalúan docenas de criterios, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Etiquetas de título. El título de una página debe contener la palabra clave principal del contenido, o al menos una variación de la misma.
  • Calidad del contenido. Los especialistas en marketing deben crear contenido bien escrito, completo y bien organizado.
  • Amabilidad móvil. A medida que más personas realizan búsquedas desde sus dispositivos móviles, los motores de búsqueda priorizan los sitios que se adaptan a los navegadores móviles.
  • Los sitios web con muchos backlinks (enlaces de sitios web externos) tienden a clasificarse alto en los SERP.
  • Velocidad del sitio. Las empresas de motores de búsqueda no quieren enviar a los usuarios a páginas lentas, por lo que sus algoritmos dan prioridad a los sitios que se cargan rápidamente.

Como parte de una estrategia de SEO, los equipos de marketing pueden usar los criterios anteriores para guiarse en la creación de contenido digital. Estas mejores prácticas de SEO pueden ayudar a los equipos creativos a alcanzar la primera página o la primera posición en Google para la palabra clave o frase de su contenido sin pagar por esos primeros lugares.

Por otro lado, con SEM, los especialistas en marketing usan anuncios pagados para aparecer automáticamente en la parte superior de los SERP para palabras clave y frases relacionadas con su contenido. Dos tipos clave de publicidad SEM en Google son los anuncios de búsqueda y los anuncios de compras.

Anuncios de búsqueda

Las organizaciones pueden ofertar por una palabra clave o frase, por lo que un enlace a su página aparece automáticamente en los SERP para ese término. Estos anuncios siguen un modelo de Pago Por Clic (PPC) en el que los usuarios pagan una tarifa cada vez que alguien hace clic en el anuncio.

Anuncios de compras

Estos anuncios también siguen un modelo de PPC, pero utilizan Google Shopping para enlazar con la página de productos de comercio electrónico de una organización. Estos anuncios incluyen una imagen del producto, junto con el título y el precio del producto.

A medida que las personas consultan los motores de búsqueda por palabras clave y productos, pueden ver anuncios de páginas y productos relevantes. Los anuncios SEM ofrecen a los especialistas en marketing una forma rápida de mostrar sus marcas, contenido y productos a sus audiencias objetivo.

2. El SEO tarda más en ofrecer resultados que el SEM

SEO toma más tiempo para entregar resultados que SEM. Una estrategia de SEO puede tardar entre tres meses y dos años en ofrecer mejoras significativas en la clasificación, mientras que una campaña de SEM puede aumentar el tráfico web de una organización en cuestión de horas.

A medida que millones de personas utilizan motores de búsqueda para encontrar los productos y servicios que desean, la industria del marketing digital se ha vuelto altamente competitiva.

Para llegar a la cima de los resultados orgánicos de SERP, las organizaciones deben crear una biblioteca integral de contenido de alta calidad, acumular vínculos de retroceso de sitios externos y garantizar una UX positiva para los visitantes, todo lo cual lleva tiempo.

SEM, por otro lado, puede generar tráfico inmediatamente después de que los equipos de marketing lanzan una campaña en una plataforma como Google Ads.

Antes del lanzamiento de una campaña, los especialistas en marketing deben investigar a su público objetivo y crear páginas de destino de alta calidad para sus anuncios, lo que puede llevar algún tiempo. Sin embargo, una vez que los equipos tienen estas páginas de destino en su lugar, la campaña SEM puede generar tráfico pago de inmediato.

3. El SEO cuesta más que el SEM a corto plazo

El SEO no cuesta dinero en la forma en que los anuncios SEM cuestan por participación, pero para lograr una visibilidad orgánica, las organizaciones deben invertir mucho tiempo y esfuerzo en SEO.

Las organizaciones que desean mejorar su SEO pueden necesitar contratar escritores de contenido y estrategas de SEO o invertir en herramientas de SEO.

Debido a que los resultados pueden tardar meses o años en ofrecer un ROI, el SEO tiene un alto costo inicial.

Por otro lado, una vez que una organización logra visibilidad orgánica, puede recibir mucho tráfico sin cargo, lo que hace que el SEO sea muy rentable a largo plazo.

Con SEM, los equipos de marketing pueden ver resultados instantáneos. Sin embargo, cuando se agota el presupuesto de marketing, la visibilidad de la organización se reduce a donde estaba antes del lanzamiento de la campaña.

¿Deberían utilizar SEO o SEM?

Para la mayoría de las organizaciones, una estrategia de marketing eficaz podría centrarse tanto en SEO como en SEM porque los dos procesos se complementan entre sí.

Por ejemplo, las mejores prácticas de SEO pueden ayudar a los especialistas en marketing a crear páginas de destino efectivas para sus campañas de SEM. Del mismo modo, los sitios nuevos pueden usar campañas SEM para generar tráfico, lo que puede ayudarlos a obtener vínculos de retroceso y mejorar el SEO.

En algunos casos, es posible que una organización solo desee utilizar una de estas estrategias. Por ejemplo, las organizaciones con un presupuesto de marketing limitado pueden querer centrarse estrictamente en SEO hasta que aumente su presupuesto.

Por otro lado, los equipos de marketing que necesitan resultados rápidos o carecen de los recursos para crear contenido optimizado pueden centrarse en SEM. Sin embargo, una vez que las organizaciones pueden complementar sus estrategias de SEO con SEM, normalmente lo hacen.

¿En cuál buscador debería
implementar SEO y SEM?

Conoce los 10 buscadores alternativos a Google
y decide cuál te conviene más.
Ver buscadores

Uso de la generación de leads para desarrollar su negocio

¿Su empresa tiene dificultades para generar clientes potenciales? Pruebe algunas de las estrategias que han funcionado para empresas grandes y pequeñas

Seguir leyendo

Otras noticias:

¡Participa!

¡Compártelo en tus Redes Sociales!
Compartir en:

Publicado por

Profesor en la Universidad de Guadalajara

Hugo Delgado Desarrollador y Diseñador Web en Puerto Vallarta

Profesional en Desarrollo Web y Posicionamiento SEO desde hace más de 15 años continuos.
Contamos con más de 200 constancias y reconocimientos en la trayectoria Académica y Profesional, incluidos diplomados certificados por Google.

Contenido relacionado:

PATROCINADOR

Tu negocio también puede aparecer aquí. Más información
Anunciate aquí

Tu navegador ha bloqueado la publicidad.
Por favor 🙏 permite visualizar los anuncios para poder acceder, gracias.