Las variables en PHP

Las variables en PHP
COMPÁRTELO:

Comenzaremos aprendiendo a trabajar con el almacén de datos más simple y más universalmente utilizado: las variables.

Las variables: pocos datos provisorios. Las ventajas de declarar y usar variables

Aunque a quienes no son programadores todavía les cueste un poco de trabajo imaginar la verdadera utilidad de algo tan simple como una variable, continuamente tendremos la necesidad de que el servidor recuerde por un momento algún dato, ya sea porque se lo hayamos escrito nosotros mismos dentro del código que programamos, o porque el usuario haya ingresado ese dato en un formulario, o porque sea fruto de una operación realizada por el intérprete de PHP o que sea resultado de la ejecución de una función. Todo el tiempo usaremos variables. Y no es una exageración ya que, prácticamente, no realizaremos ninguna página que no utilice numerosas variables.

Por ejemplo, si queremos mostrar un saludo que utilice el nombre que un usuario acaba de escribir en un formulario, habrá que almacenar en algún lugar ese dato mientras maniobramos con él y le agregamos un texto que lo acompañe. O si queremos multiplicar dos números (una cantidad y un precio de un producto, por ejemplo) deberíamos poder almacenar en algún lado el primer número, el segundo número, y también el resultado de esa operación, para luego mostrarlo. O, si estamos reutilizando una página de “Términos y condiciones de uso” y, entre el sitio original y el nuevo, sólo cambia el nombre e la empresa, podríamos haber almacenado el nombre de la empresa en una variable, y simplemente escribiendo el nombre nuevo por única vez en el valor de esa variable, en todos los lugares donde usábamos esa variable aparecerá automáticamente el nombre de la nueva empresa.

Es decir, el uso de las variables será imprescindible para la tarea más común del intérprete de PHP, que es completar parte de los textos o del código HTML de una página Web.

Para todas las tareas que mencionamos –que requieren “recordar momentáneamente un dato”- existen las variables, que no son más que un espacio en la memoria RAM del servidor, espacio que será temporalmente reservado para que le escribamos algo dentro, y lo dejemos allí guardado, esperando hasta que lo utilicemos instantes después, como parte del código que el intérprete de PHP está fabricado en ese momento.

Cada uno de los espacios que queramos utilizar de la memoria del servidor, será una variable. Y cada una de ellas se identificará con un nombre que nosotros mismos le inventaremos, nombre mediante el cual nos referimos a ese dato de allí en más, cada vez que necesitemos disponer del contenido almacenado en ese espacio.

De una forma más gráfica y simplificada, una variable es una especia de “cada etiqueta” que almacena algún dato hasta que necesitemos usarlo.

Usamos variables a diario; por ejemplo, guardamos dinero en un cajón y luego decimos: “usemos el dinero que hay en el primer cajón”. “Primer cajón sería el nombre de una variable, que a veces contendrá un valor de “0” (si no hay dinero), y a veces contendrá una cantidad “x” de dinero; es decir, su contenido no será siempre el mismo, a lo largo del tiempo podrá variar, de allí su nombre “variable”. Cualquier receta de cocina está llena de variables (la cantidad de cada ingrediente, es una variable).

¡Incluso los seres humanos estamos llenos de variables! Cuando en un formulario nos dicen “Escriba aquí su nombre”, “su nombre” es una variable, ese casillero contendrá “Hugo”, pero contendrá cualquier otro nombre en el caso de que alguien no sea tocayo mío. Todo lo que puede describirse cuantitativamente o cualitativamente es un dato que puede almacenarse en una variable. El peso, la altura, la edad, el apellido, la nacionalidad, la ocupación, el teléfono, etc. Variables y más variables. Textos y números: Datos.

Una variable siempre tiene dos elementos: un nombre (siempre el mismo, así como “Primer cajón” será siempre “Primer cajón”, y gracias a esa invariabilidad podemos referirnos a él sin lugar a confusiones como “Primer cajón”), y un valor (el dato que almacenamos dentro de ella) que a diferencia del nombre, su puede variar.

<?php
$nombre=”VALOR”;
?>

Podemos observar, en este ejemplo. Algunos detalles de sintaxis; en el lenguaje PHP las variables de crean anteponiéndole un signo $ al nombre que le queramos dar a la variable (sin dejar ningún espacio entre el signo y la primera letra del nombre de la variable).

Y se les almacena un valor mediante el signo igual, al que técnicamente lo denominaremos “Operador de asignación”, ya que, precisamente, sirve para asignarle un valor a una variable.

Veamos otros ejemplos para seguir comprendiendo esta sencilla sintaxis:

<?php
$cantidad = 5;
$precio = 3;
$importe = $cantidad * $precio;
printf (“$importe”);
?>

Esta vez hemos definido tres variables:

  1. La variable $cantidad, a la que le hemos asignado un número 5;
  2. La variable $precio, en la que guardaremos un número 3;
  3. Y la variable $importe, que almacena el resultado de multiplicar lo que contenía $cantidad por lo que $precio; es decir, contendrá un 15 en este caso.

Imaginemos que, en ese momento, la memoria RAM del servidor contiene esto:

Prestemos atención a los siguientes detalles:

  1. Cada sentencia se debe terminar con un punto y coma.
  2. Notemos que a los valores con contenido numérico –en este caso, los número 3 y 5--, no los hemos puesto entre comillas; el lenguaje PHP distingue entre varios tipos de datos  entre los cuales los números no necesitan estar envueltos entre comillas, a diferencia de los bloques de texto, que sí precisan estar siempre delimitados en su inicio y en su fin con comillas.
  3. Dentro del print, tampoco hemos puesto entre comillas las variables $importe. Esto es así porque si la envolviéramos entre comillas simples, considerará que tenía almacenado (en este caso un 15). Sin embargo, tendríamos también la posibilidad de envolverla entre comillas dobles y, de esta manera,  la variable sí se reemplazaría normalmente por su valor.

Veamos otro ejemplo:

<?php
$nombre =”Pepe”;
$mensaje = “Hola, señor, $nombre”;
Print ($mensaje);
?>

Las variables son un depósito provisorio de datos “efímero”, que se utilizará casi inmediatamente.

El trabajo del intérprete de PHP tiene lugar en el servidor (hosting), y se realiza en los breves instantes entre la llegada de una petición HTTP ejecutada por un navegador y la emisión de una respuesta.

La vida de una variable en PHP es muy breve apenas unas pocas decimas de segundo. En el momento en el que el intérprete de PHP lee la declaración de una variable esta comienza a existir; acto seguido, la podrá utilizar para alguna cuestión (podría ser una orden escrita que le hayamos dejado al intérprete de PHP para que utilice o muestra esa variable, para que realice una operación con ella) y, en cuanto al intérprete de PHP haya terminado la lectura y proceso del código de esa página Web completa (menos de un segundo, habitualmente) y haya entregado el código HTML ya procesado al servidor Web para que lo envíe al navegador que estaba esperando su respuesta, en ese instante, el intérprete de PHP borrará de la memoria RAM del servidor Web todas las variables que hubieran sido declaradas durante el breve tiempo que demoró el procesamiento de esa página.

Compártelo:

Profesor de la Universidad de Guadalajara

Hugo Delgado Desarrollador y Diseñador Web en Puerto Vallarta

Profesional en Desarrollo y Posicionamiento Web desde hace más de 10 años continuos.
Contamos con más de 200 constancias y reconocimientos en la trayectoria Académica y Profesional, incluidos diplomados certificados por Google.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

0 Comentario(s)

Deja un comentario

Recomendado para ti:

Marketing Mix OnlineMarketing Mix Online

Son muchas las definiciones que se han dado del término marketing. Sin embargo, por enredadas que parezcan, todas ellas...

Síguenos en Facebook